¿Hay riesgos en una inseminación artificial?

En las últimas décadas, la medicina ha avanzado notoriamente gracias a numerosos estudios e investigaciones de calidad que nos han permitido encontrar tratamientos contra dolencias y enfermedades que creíamos imposibles de erradicar o de controlar. Y, asimismo, también ha encontrado la manera de curar relativos problemas de infertilidad, así como de aumentar las posibilidades de concebir.

En concreto, la inseminación artificial se ha posicionado como un método avanzado y óptimo a la hora de conseguir que una mujer se quede embarazada. Junto a la fecundación in vitro, se trata de uno de los métodos favoritos a la hora de concebir. Especialmente, ahora, que las mujeres han retrasado su edad de buscar un bebé a causa de problemas globales tales como la crisis.

Sin embargo, como todo proceso -también, del propio embarazo-, la inseminación artificial cuenta con una serie de riesgos, que te explicamos a continuación.

Los riesgos de la inseminación artificial

  • El riesgo de concebir gemelos o trillizos aumenta si una mujer recibe una inseminación al mismo tiempo que otros medicamentos para la fertilidad, como la gonadotropina.
  • A su vez, un embarazo con más de un feto aumenta las posibilidades de complicaciones, como el parto prematuro o el aborto espontáneo.

Hoy en día, los médicos solo prescriben medicamentos para la fertilidad cuando hay dificultades con la ovulación o la producción de las células del óvulo a partir de las cuales se desarrolla un embrión.

  • El síndrome de hiperestimulación ovárica puede inflamar los ovarios después de combinar la medicación para la fertilidad y la inseminación. Es raro, y los síntomas suelen ser de leves a moderados, pero a veces puede tener complicaciones graves.

En los casos leves de hiperestimulación ovárica, los síntomas incluyen hinchazón, dolor abdominal leve y, posiblemente, náuseas y vómitos. Los casos más graves pueden presentar deshidratación, dolor en el pecho y dificultad para respirar.

Mantenerse hidratada y tomar paracetamol normalmente alivia el dolor, pero los casos más graves pueden requerir tratamiento hospitalario.

Sin embargo, como te decimos, hay riesgos en todos los procesos, incluido el embarazo per se. Por este motivo, te recomendamos que hables con tu profesional de ginecología de confianza para asegurarte en todo lo relacionado con el embarazo y la planificación familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *